lunes, marzo 05, 2007

The Science of Sleep - review

Wow. Acabo de ver una película de David Lynch dirigida por los cariñositos. No entendí nada, pero me gustó.
El contexto: vengo llegando de un pésimo dia, con choque incluido, me preparó -por fin- para ver la última película de Michel Gondry, responsable de la mágica y genial Eternal Sunshine of the Spotless Mind, y me encuentro con un cine lo más parecido a Ibsen o Esperando a Godot. Sin embargo, termino extrañado de ver la película y descubro que mi animo de mierda por el dia de mierda ya no es tal. Suficiente.
Gael "Che" Bernal es un tipo que tiene una desconexion notable con la realidad, constantemente confunde sus sueños con su vida (y visceversa). Esa es la historia, el resto es un adorno. Sus sueños están hechos de papel corrugado, papel celofan y mucha tela, donde él es el animador y conductor de su propio programa de TV, que abre sus cortinas cuando cierra sus ojos. Que liiindo ¿no?
Sin embargo, lo que en Eternal bla bla bla logra con magia e ingenio aqui se transforma en confusión y pretención, con secuencias de sueños que gritan: "soy un director de vision infinitamente creativa" pero que en realidad le quitan todo curso a la narrativa. Aunque efectivamente se siente como un sueño, uno de esos absurdos en los que de pronto tienes manos gigantes y no sabes por qué te estas tirando a una compañera de oficina disfrazado de oso hormiguero. Nada personal.
Todavía no tengo claro si es una estupidez o una genialidad... el tiempo dirá. Si creo que es un abuso que nunca logremos entender totalmente si una escena es sueño, realidad o una combinacion de ambas. Al menos se que me dejó totalmente relajado, con el odio acumulado del dia un poco mas apaciguado y con algunos conceptos que quedarán por siempre: una maquina del tiempo que solo puede ir un segundo atrás o adelante, una maquina para leer pensamientos despues de que fueron enunciados o unos lentes para ver el mundo en 3D.
Pensaba que Gondry era un genio solo habiendo visto Eternal bla bla bla, pero quizas -parece ser- que el único genio ahi era Kaufman, el guionista tambien responsable de Being John Malkovich, Adaptation y Confession of a Dangerous Mind. Habrá que ver como resulta su proxima pelicula, Be Kind Rewind, cuya trama ya parece genial por sí sola.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Hola
Creo que comparto tu visión de esta película. Tal vez difiera en que a mí me agarró algo de ternura la relación de stephane con la vecina, de hecho es lo único que me hizo no arrancar del cine. Yo fui a verla exclusivamente por eternal sunshine..., con la que pelé cable. Creo,Maks, que es algo miedoso decir "no sé si es genial o mala, el tiempo lo dirá". Me parece habértelo leído en otra crítica. La película es una bosta, no es capaz de sostenerse a sí misma en su pelá de cable. Es la pura pelá de cable y poco más (ese poco puede ser la vecina, deliciosa ella dentro de su no belleza). Mala, mala mala, mala.

1:38 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home

Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters