lunes, octubre 23, 2006

Thank You for Smoking - review


Es cierto... me he convertido en un flojo columnista de cine. Esta película la vi hace casi un mes y no me había detenido a escribirla. Es que a veces, algunas veces, uno escribe para que alguien lea... y ultimamente me he percatado que este blog lo leen 2 personas: Ron y Depelos, por lo que les he dado mis comentarios en persona. Pero decidí retomar y quebrar así el círculo vicioso (si no escribo, nadie lee y si nadie lee no escribo).

El problema es que ya ni me acuerdo tanto de esta pelicula... solo se que me gustó. Harto. Asi que a medida que escribo voy rememorando. Mmmmm... sentí que era un guion muy bien escrito, ágil, dinámico, entretenido y reflexivo, pero que me dejó con gusto a poco ¿Será bueno eso? Se supone que una buena película hay que cortarla en el momento peak y dejar a la audiencia con el desenlace (teoria personal), pero "Gracias..." encuentra su mejor momento en la primera mitad y de ahi decae, no hasta aburrir, pero decae, lo que deja una sensación de que desperdiciaron una buena oportunidad... fue como haber pateado un tiro libre de 50 metros para que de en el palo: es un buen tiro, pero no es gol. O como dicen los gringos: "Close, but no cigar", completamente atingente al contexto.

Nick Naylor es el spokeperson de las tabacaleras y su rol consiste en discutir y debatir, enredando al enemigo de manera tal que siga consumiendo sin prejuicios ("Michael Jordan juega basketball, Charles Manson mata gente, yo hablo... cada uno tiene su talento"). Y son precisamente esas discusiones y su forma de contrarrestar cada ataque lo que le da el condimento a la película. Hay lineas que me habría encantado haber escrito. El problema comienza (como en casi todas las producciones gringas) cuando llega la hora de la enseñanza y se hace obvia. Trata de no serlo... pero lo hace. Cuando Naylor asume en forma divertida que su trabajo requiere cierta "felixbilidad moral" la película funciona, pero cuando se rigidiza su moral (sea por la razon que sea) deja de hacerlo.

Sin embargo, y pese a lo anterior, es una buena película, que, quizas, engrose mis arcas de DVD en el corto plazo. Logra algo por lo que siempre he trabajado: que la audiencia quiera mas al villano que al heroe... o mejor dicho, convierte al villano en heroe y visceversa. Al final de la película uno quiere que a Nick le vaya bien y siga agradeciéndonos por fumar.

Dato Freak: En todo la película nadie fuma un solo cigarro.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

que onda chido tu blog compadre ;) aqui ya hay un tercero que te lee asi que hechele ganas

2:05 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home

Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters