lunes, enero 29, 2007

An Inconvinient Truth - review

Si el proposito de un documental es movilizar, éste lo logra; No solo quiero dejar de emitir CO2, sino que me quiero afiliar a una organización que persiga combatir el calentamiento global. Hace unos dias una amiga vendió su auto porque quería dejar de contaminar. No le crei. Ahora estoy a punto de sumarme... pero la comodidad me lo impide. Ahora manejo con cargo de conciencia. Algo es algo ¿no?

An Inconvinient Truth es la forma de Al Gore de amplificar a nivel mundial lo que hace día a día con sus presentaciones sobre el peligro que corre nuestro planeta Tierra debido al calentamoento global. Probablemente pensó que nunca iba a poder impactar a la cantidad de personas necesarias para provocar un cambio real si seguía haciendo conferencias para 300 personas. Y claro, tiene sentido... en el documental dice haber realizado ya 1.000 veces la misma presentacion de diapositivas, es decir, ha impactado a 300.000 personas, una cifra nada despreciable, pero irrelevante a nivel global. El verdadero cambio se va a producir cuando todos tengamos conciencia que estamos matando la tierra rápidamente.

An Inconvinient Truth no es un gran documental, de hecho es casi sólo la filmación de una de las presentaciones de Gore, pero su contenido es tan evidente y potente que no se necesita mucho más que datos estadísticos para alarmarnos de la cagada que estamos dejando. Ni la efectista y parafernalica Farenheit 9/11 de Michael Moore deja tan mal parada a la administración de Bush como lo hace éste en pocas palabras, al recordarnos que EEUU es el principal contaminador del mundo y uno de los 2 paises desarrollados que se niega a firmar el tratado de Kioto para reducir el calentamiento global (el otro es Australia). El problema no es el mensaje, sino el mensajero; Gore está demasiado involucrado en contra de Bush para parecer imparcial... pero los datos duros lo avalan. Claro que a veces parece ser más un documental sobre Gore que sobre el problema que nos aqueja, pero cuando no se centra en la granja o la niñez del ex presidente y se queda con la información científica, convence. Si a veces parece ser alarmista, es porque la situación es alarmante.

Lo que queda claro es que el calentamiento global es un hecho, no una teoría, y que si no hacemos algo ya, cliche y todo, va a ser muy tarde. Algo que toda la comunidad científica avala. Los únicos que creen que es algo normal y cíclico son los políticos... pero, extrañamente, tiendo a creerle más a un tipo que estudió física, química y biología y que se dedica diariamente a estudiar la atmósfera que a un ¿abogado? que trabaja en Washington. Pero ese soy yo... cada uno puede creerle al que mas le guste (o al que mas le acomode).

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

hay una pagina que te invito a visitar:
www.uinternacional.cl

10:26 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home

Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters