lunes, junio 09, 2008

John Rambo - review


Fui a la casa de mis padres listo para una velada de testosterona: madre y hermanas expulsadas al mall, hermano y padre dispuestos para reencontrarnos con un viejo amigo de la infancia. John Rambo, en DVD. Pequeño gesto de saludo con la ceja. Receiver al maximo. Play. Pausa: "voy al baño"... mi viejo ya es tercera edad. Play. Comienza un despliegue de imagenes de matanzas en Birmania, "la guerra civil más larga de la historia", sucedida por crédito a pantalla completa: JOHN RAMBO. A buen entendedor: lo que acabamos de ver, esa cagada de años, la va a arreglar este tipo. Risas. Me doy cuenta que ya no tengo 12 años y que no compro que Stallone se pueda echar a un ejercito completo. Se lo digo a mi hermano. Me pone un colocado en el hombro y me calla. Tiene razon.


Vemos a Rambo cazando cobras para apuestas ilegales. Me llama la atención como no había notado antes la cara de deficiencia mental del protagonista. Al parecer, cuando estamos encantados con alguien le perdonamos todo. Pero cada palabra que pronuncia confirma más la teoría. Lo sé, estoy viendo Rambo, body count al máximo, no es momento de cuestionar nada, sometete a la experiencia. Sin embargo, no logro evitar pensar que esta película es la evidencia empírica de la crisis de los 60 de Stallone: algunos viejos con plata se compran un Porsche para sentirse más jóvenes, el se mete al ring a boxear y/o destruye aldeas de birmanos genocidas. No muchos le compran su crisis, por lo que debe hacerse un lugar detrás de las cámaras y dirigirlas el mismo.


Finalmente logro meterme en la película, muy a pesar de frases como: "Live for nothing, or die for something". Recuerdo los "uhhhh" de niño cuando el viejo John cicatrizaba sus heridas con polvora. Aplico regresión: para sentir la peli hay que volver a ser niño. Lo soy. Por algun argumento irrelevante Rambo se da cuenta que no puede escaparse de lo que realmente es: una maquina de guerra, y vuelve a su safe place. Al chancho. Segun IMDB hay 2,59 muertos por minuto, la entrega del personaje con más chinos muertos: 236. O sea, Rambo.


No hay razón para decepcionarse. Claramente la historia siempre dio lo mismo, solo necesitabamos una excusa para que el ex boina verde desatara su maquina asesina a punta de arco y flecha, metralletas, bombas, arboles o el arma de destrucción masiva más a mano. La actuación tampoco es un factor relevante... Stallone es Rambo, tanto como Schwarzenegger es Terminator. Lo unico por lo que uno podría alegar es que no hay suficientes momentos Rambo. Hay demasiadas escenas de Stallone negandose a participar y mirando feo a la gente. Claro, el climax podría ser suficiente para compensar esa carencia, pero le falta que sea más personal, tipo "ahora si que me hicieron enojar". Por eso cuando acaba por matar a medio mundo, se da media vuelta y se va, casi convirtiendose en el momento final de todos los capitulos televisivos de Hulk. Habría sido notable ponerle incluso esa cancioncita al final de Bruce Banner y que hiciera dedo. Pero Rambo no hace dedo, camina.

2 Comments:

Blogger Mito audiovisual said...

Oye viejito. Te felicito por tu blog. Ta gueno. Lo encontré por pura casualidad debido a que estaba buscando en la red el término CINEPATA. Vos lo usaste, así que debo pedirte permiso para usarlo en mi blog cuando lo necesite. Vos dirás.
Gracias de todos modos y meta con el blog.
Saludos desde Santa Cruz de la Sierra - Bolivia. Viva la Autonomía y...
..VIVA EL CINE, PARA TODOS

12:17 p.m.  
Blogger maks said...

No problem...

12:52 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home

Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters