lunes, abril 03, 2006

The Believer - review

Daniel Burros era un tierno niño judío de Queens, que de alguna manera pasó de ser el pupilo estrella de su rabino a un promovedor pelorrapado del Tercer Reich. Luego de su pasada por el ejercito, se involucró con el partido Nazi Americano y el Ku Klux Klan. En 1965, luego del arresto de Burros en un evento del KKK en NYC, el New York Times reveló que era judío. Horas después de que el diario llegara a los kioskos, Burros se quitó la vida.

En esta historia está basada la hiper desconocida The Believer, una película independiente que ganó varios premios en el Festival de Sundance del 2002, pero que no logró distribución debido a su delicado tema.

Ryan Gosling (protagonista de The Notebook) interpreta a Danny Balint, el esquizoide judío neonazi, que conoce en profundidad todas las tradiciones del judaismo debido a sus estudios en una yeshiva de Brooklin. Desde niño Danny es un peleador; debate con energía ante sus profesores con sus propias opiniones de lo que en realidad pasó, por ejemplo, cuando D's le exigió a Abraham que asesinara a su propio hijo. De hecho, es esta historia bíblica en la que confluye la trama argumental y la confución (quizás una palabra demasiado suave) del protagonista. Los argumentos antisemitas de Danny son a ratos muy coherentes, aunque equivocos, y plantean en forma sólida su odio a los judíos, a sí mismo, a su historia. Creo que es ésto mismo lo que privó a la película de obtener exhibición en salas comerciales y obligarla a pasar casi directamente al DVD: contiene justificaciones y argumentos que en mentes "menos entrenadas y tolerantes" podrían ser incendiarios.

Danny cree que la debilidad de los judíos es lo que él ve como su constante deseo de ser víctimas. Y como víctimas, nunca defenderse. Al contrario de su forma de ser: Danny es un luchador, con las manos y la palabra. No sólo está dispuesto a defenderse, sino que está decidido a ser el primero en atacar... Luego de ser sentenciado por un juez a una "lección de tolerancia" con sobrevivientes del holocausto, Danny reacciona airadamente luego de escuchar la historia de un viejo que vio a un sargento de las SS nazi asesinar a su hijo a menos de un metro de distancia. "¿Por que no hiciste nada?". Ahi radica su verdadero odio. Incluso, al inicio de la película, golpea incesantemente a un joven judío esperando que éste le devuelva el golpe. Pero nunca ocurre.

La película no llega a ser tan interesante como American History X, a pesar de la evidente paradoja que sufre el protagonista, que surte mayor efecto cuando se dispone a saquear una sinagoga junto a otros nazis y se encuentra frente a las escrituras sagradas de la Torah. Sin embargo, pese a no lograr convencer e incomodar (no tanto como debería una película con esta temática) plantea varios temas dignos de ser debatidos por horas frente a una taza de café. El problema es que como nadie más la ha visto, por ahora debato solo. Ejercicio algo psicotico pero desafiante. Como la película.

PD: Si alguien la quiere, la tengo en DVD.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Your are Excellent. And so is your site! Keep up the good work. Bookmarked.
»

12:29 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home

Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters